Compartir

Cómo hacer un disfraz de Caperucita

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer un disfraz de Caperucita

El disfraz de Caperucita es uno de los disfraces tradicionales que usan tanto niñas como mujeres adultas. Este personaje de cuento de hadas se caracteriza por su imagen dulce, inocente e infantil que ha conquistado a tantos lectores de alrededor del mundo.

En unComo queremos enseñarte cómo hacer un disfraz de Caperucita en casa de un manera fácil y rápida. Además, si quieres preparar un disfraz para Halloween, no hay nada más terrorífico que un cuento de hadas adaptado a la esencia zombie.

También te puede interesar: Cómo hacer un disfraz de Saw

La ropa que necesitas para tu disfraz

Para aprender cómo hacer un disfraz de Caperucita, lo primero a tener en cuenta son los colores esenciales de este disfraz. Este fantástico personaje viste con tonalidades rojas, blancas y negras, siendo el rojo el color predominante.

La falda del disfraz debe ser una falda corta y su largada pude estar sobre las rodillas o justo por debajo de ellas; el color de esta prenda debe de ser roja y debe de tener vuelo: no sirven las faldas de tubo rojas. Si lo prefieres, también puedes hacerte con una falda de cuadros rojos y blancos que le darán un aspecto más infantil e inocente.

La parte superior el disfraz debe estar formada por una blusa o camiseta de color blanca que puedes decorarla con uno o varios lazos rojos que acrecentarán ese aspecto infantil.

Es recomendable que las piernas vayan cubiertas con algún tipo de media o leggin cuyo color sea el que tú prefieras de los tres comentados antes: negro, rojo o blanco. Otra opción es usar calcetines altos que lleguen hasta la rodilla, un elemento que le dará un toque sensual a tu disfraz de Caperucita.

El elemento estrella del disfraz es, sin duda alguna, la capa con caperuza. Esta capa puedes comprarla en alguna tienda de disfraces o, si quieres, puedes hacerla tú misma con una tela roja. Tan sólo deberás cortar en una tela rectangular un semicírculo (que será la parte de la caperuza) y coser dos trozos de tela en los extremos del cuello para que ser ate la capa a tu cuerpo.

Los zapatos de Caperucita

Dependiendo del color que hayas escogido las medias o leggins, los zapatos deberán ser de un tono u otro: así si has elegido unas medias blancas o negras, los zapatos rojos combinarán muy bien; si las medias son rojas, lo mejor es optar por unos zapatos negros.

Dependiendo del tipo de disfraz de Caperucita que quieras hacer, estos zapatos pueden ser planos, al estilo zapatilla o con un poco de tacón que le darán un toque sexy y atrevido a tu disfraz.

La caracterización de la Caperucita

Para aprender cómo hacer un disfraz de Caperucita que sea real y verídico, la caracterización que le des a tu personaje es muy importante.

  • Peinado:

Puedes optar por ir con el pelo suelto, liso y bien peinado o hacerte dos trenzas bajas que estén cerradas con grandes lazos de color rojo. Esta última opción es la más recomendada para convertirte en la auténtica Caperucita Roja.

  • Maquillaje:

El personaje de Caperucita es un personaje aniñado, así que el maquillaje debe ser sencillo y con tonalidades rosadas. Lo mejor es ir con un maquillaje que te de un efecto cara lavada, resaltar los pómulos con colorete de color rosado y poner brillo en tus labios.

Accesorios del disfraz

Con los accesorios conseguirás un efecto más auténtico en tu disfraz de Caperucita. Por ejemplo, para aumentar el origen campestre donde se sitúa el cuento, puedes poner sobre tu falda, un pequeño delantal blanco con elementos de encaje.

También puedes añadir un cinturón ancho de color negro alrededor de tu cintura que marcará aún más la separación entre la falda y la blusa.

Muy recomendable es, también, usar una cesta de mimbre tan típica de este personaje y, si quieres, puedes poner dentro trozos de pastel que recordarán fielmente al personaje ficticio.

Un disfraz de Caperucita para Halloween

Si estás pensando en hacer un disfraz de Caperucita para Halloween, tan sólo deberás modificar algunos aspectos del disfraz original para darle un toque terrorífico.

Para empezar a descubrir cómo hacer un disfraz de Caperucita para Halloween lo que debes de tener en cuenta es que el maquillaje deberá ser radicalmente opuesto al que hemos comentado anteriormente. Ahora deberás maquillar tu cara con una base más clara que la de tu piel natural, aplicarte una sombra negra debajo de los ojos para darle un aspecto de ojeras a tu rostro, y salpicarte con pintura roja para simular gotas de sangre. En el siguiente vídeo podrás ver cómo hacer heridas falsas con maquillaje.

El peinado de tu disfraz ahora deberá estar despeinado, encrespado y con manchas de sangre, también. Para conseguir este efecto, es recomendable que te peines con la cabeza hacia abajo y fijes el peinado con una fuerte laca.

Otro elemento que puede darle un aspecto tétrico a tu disfraz de Caperucita para Halloween es romper las medias y lucirlas desgarradas, como si fueran viejas. Si has optado por unas medias blancas, es una buena idea mancharlas con gotas de pintura roja.

Antes hemos comentado que, dentro de la cesta de mimbre podrías llevar trozos de tarta; ahora, para conseguir un disfraz de Caperucita para Halloween puedes sustituir la tarta por un cuchillo y una cabeza de muñeco de un lobo. ¡Será terrorífico!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un disfraz de Caperucita, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fiestas y Celebraciones.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un disfraz de Caperucita

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer un disfraz de Caperucita
Cómo hacer un disfraz de Caperucita

Volver arriba